n.º 001                                                                                                                    Julio 2002

 

“Padre santo, cuida en tu nombre a los que me has dado,

para que sean uno como nosotros." (Ju 17,11)

 

 

Carísimos hermanos:

Con una carta mensual, quiero  comunicarme con los Grupos Internacionales y con los Secretariados Nacionales, iniciado, por lo tanto, con esta primera, una serie que, si Dios quiere, se prolongará hasta el final del mandato del OCM en Brasil, en 2006. La marca registrada y el sello de garantía de nuestro conocimiento fraterno serán, siempre, la Palabra de Dios. Sin duda, esta directriz confirmará la legitimidad de nuestras reflexiones en torno de nuestro querido Movimiento de Cursillos de Cristiandad, cuyas líneas maestras – delineadas en “Ideias Fundamentais do MCC” – exprimen el consenso de todos los Secretariados Nacionales del mundo, celebrado en todos los Encuentros Mundiales.

Sea, pues, la primera palabra del Asesor Eclesiástico del Comité Ejecutivo del OCM a todos vosotros, queridos hermanos, la misma del Apóstol Pablo, Patrono del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, al saludar la Comunidad de Corinto:” Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, y  Sostenes, el hermano,  a la Iglesia de Dios que está en Corinto: a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con cuantos en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor nuestro, de nosotros y de ellos  gracia a vosotros y paz de parte de Dios, Padre nuestro, y del Señor Jesucristo” (1 Cor 1, 1-3)

Estimulados por la oración de Jesús, a vísperas de su Pasión y Muerte, me dirijo a todos los caros hermanos recordando la unidad y la comunión entre nosotros, garantías  que son del carisma y identidad del MCC.

Unidad: Al recibir de las manos de nuestros hermanos de Alemania, en el día 18 de octubre de 2001, la Coordinación del Comité Ejecutivo del OCM, las primeras perspectivas, el primer proyecto propuesto, se centraba en la búsqueda por la unidad. La misma soñada por Jesús  en sus palabras testamentarias que nos fueron legadas por el Evangelista Juan.

Esta es, de hecho, la palabra, este es el escenario de todas nuestras iniciativas y actividades por los próximos cuatro anos. La unidad querida y rezada por Jesús, no es otro mandamiento. Se trata de una suplica al Padre. Por eso, en su raíz, la unidad no es arte de magia y, mucho menos, una imposición. Es, antes de todo, un don de Dios. Don de Dios que, depositado en nuestras manos, debe ser desarrollado y alimentado has llegar a su perfección. Superando todos los obstáculos, respectando la diversidad de culturas y de mentalidades, la unidad en torno de la VERDAD, habrá de llevarnos a la Comunión.

Comunión: Es el camino de la unidad que brota la comunión entre los hermanos. Comunión que, si se quiere efectiva, supone renuncia, dialogo, perdón, solidariedad y comprensión y respecto mutuos. Es lo que buscamos para este nuestro querido Movimiento de Cursillos de Cristiandad que a tantos ayudó para criar y fortalecer los vínculos  de caridad y de fraternidad en torno de Jesús Cristo, fuente El propio, de comunión. Comunión fundamentada y alimentada en la Eucaristía por el Cuerpo y por el Sangre. Pues, es en esta comunión que vamos a buscar la razón de ser del respecto que debemos a la Identidad  y al Carisma del MCC. Sobre estos tópicos recapacitaremos juntos en la prójima, en septiembre.

Que el Espirito de Dios nos ilumine y que Maria, la Estrella de la Evangelización este muy cerca de nosotros como Madre solícita que acompaña sus hijos.

Saludos fraternos y mi abrazo amigo a todos.

Pe José Gilberto Beraldo, Asesor Eclesiástico.

Unidad  –  En primer lugar, una palabra por la unidad. Queremos que la unidad sea nuestra característica primordial en estos cuatros años de trabajo. Unidad en la diversidad, unidad que existe entre los miembros de un mismo cuerpo, aunque cada uno tenga una función diferente.  Queremos hablar todos – OCM y Grupos Internacionales – un mismo lenguaje. Pues si son tan diversas las realidades en que el MCC actúa en todo el mundo, uno es el maravilloso carisma que lo caracteriza: fermentar de evangelio los ambientes.

Misionaridad  –  Así como nuestro patrono San Pablo, queremos ser misioneros. Aquellos que llevan el Evangelio hasta los hijos de Dios que todavía no lo conocen. Queremos llegar, con el MCC, aquellos lugares donde el todavía no ha llegado o no ha consolidado sus raíces. ¡Quién sabe no podamos realizar el sueño tan largamente anhelado, de criar Grupo Internacional para el continente africano!  suceso

Apertura  –  Como ya dejamos claro cuando tomamos pose oficial en Berlín, queremos estar abiertos a todos los Grupos Internacionales. Siempre que nos sea posible, asistiremos con alegría y entusiasmo de los sucesos a que seamos invitados. A propósito, registramos con cariño la invitación del Movimiento Vietnamita, para el Encuentro en octubre prójimo, en Australia, y para la Asamblea Nacional de Chile, también en octubre.

Encuentro extra oficial  –  Brasil celebrará los 40 años del MCC con un gran encuentro nacional, en septiembre prójimo. Los Grupos Internacionales fueron invitados para este suceso, una vez que se aprovechará la ocasión para la tomada de pose festiva del OCM. En caso de podamos contar con la presencia de los cuatros Grupos Internacionales, aprovecharemos para realizar un encuentro no oficial del OCM, que nos dará bases para el primer encuentro ordinario.

Primer encuentro ordinario  –  Pretendemos realizar en 2003 un Encuentro Ordinario del OCM. Hasta final de este año serán definidos la mejor fecha y el mejor local para su realización.

Contribuciones al OMCC – Pedimos a los Grupos Internacionales que hagan el pago de sus contribuciones en la cuenta bancaria que seguimos, por conveniencia, manteniendo en Alemania y cuyos detalles son: Banco: Volksbank Raiffeisenbank, Landshut; cuenta em nombre de: Franziska Ruppert W/OMCC; cuenta numero: 41588010; código del banco  –  BLZ:  743 900 00; Swift Code: GENODEF 1 LH 1.

Actualización de nómina (catastro)  –  Solicitamos a los Grupos Internacionales que contesten nuestra carta 008, fechada de 18 de mayo, en que solicitamos la actualización de sus direcciones y datos de los Grupos Internacionales y de los Secretariados Nacionales.


 

Rua Domingos de Morais, n. 1334, cj 007, Vila Mariana - 04010-200 Sao Paulo - SP - Brasil
Tel/Fax: 55 11 5571-709 - E-mail: mcc-brasil@uol.com.br - Internet: www.orgmcc.org