nº 027                                                                                                                     Enero 2005

“Que todos sean uno…
a fin de que todos crean… “
(Jn 17,21)

 

Queridos hermanos y hermanas cursillistas de todo el mundo:

¡Le deseamos a todos los que nos leen toda la gracia y la paz de Dios Padre, por el Hijo en el Espíritu Santo, como también un feliz año 2005!

En nuestras últimas cartas mensuales hemos estado comentando algunos puntos importantes del Estatuto Canónico del OMCC, aprobado por la Santa Sede el día de Pentecostés de 2004.

En esta ocasión, luego del inicio de un nuevo año, ya en la perspectiva del VI Encuentro Mundial del MCC, creemos oportuno y conveniente recordar aspectos relevantes de la relación del OMCC con el Movimiento en todo el mundo, así como en los diferentes niveles del MCC, los cuales podrán ser útiles para el buen funcionamiento del propio y próximo Encuentro Mundial.

Pero antes, queremos enfatizar la absoluta necesidad y urgencia de que todos los Grupos Internacionales, los Secretariados Nacionales y Diocesanos, en fin, todos los cursillistas del mundo intensifiquemos junto al Señor, nuestra oración de intercesión, nuestras palancas, para que, el tan soñado Encuentro Mundial pueda celebrarse en un clima de UNIDAD y de CARIDAD.

Aun corriendo el riesgo de ser insistentes,  he aquí algunos aspectos que merecen toda nuestra atención. Nótese que muchos de ellos fueron ampliamente considerados  y enfatizados durante todo el presente período de gestión del Comité Ejecutivo del OMCC.

1.   Este Comité Ejecutivo tiene plena conciencia, y ha procurado actuar conforme a ello, de que no tiene ningún poder para imponer absolutamente nada, ni puede obligar a los Secretariados Nacionales, Diocesanos o Grupos Internacionales a asumir este o aquel compromiso. Tiene qua actuar rigurosamente dentro de los límites del Estatuto Canónico del OMCC, aprobado por la Santa Sede, tratando de desempeñar su tarea de coordinación y de preservación de la identidad del MCC.

2.  Revisando con cuidado nuestras declaraciones, avisos o comunicaciones, como también a través de la correspondencia escrita enviada por el correo normal o por vía Internet, no encontramos, felizmente, la más leve insinuación de mando o de poder. Todas nuestras iniciativas, incluyendo algunas gratas visitas de estímulo e incentivo, aun cuando tengan en bajo nivel nuestras escuálidas finanzas, siempre revelan únicamente nuestra preocupación por cumplir con el mandato para el cual fuimos elegidos;

3.   Para estar dentro del respeto, de la caridad fraterna, de las buenas relaciones y, hasta de la buena educación con las diferentes instancias del Movimiento, sugerimos y en esto insistimos, que cualquier declaración pública, sugerencias u otras manifestaciones con respecto al MCC serán dirigidas por los Secretariados Nacionales a los respectivos Grupos Internacionales que tomarán las medidas que corresponda, incluidas las que  ofrecen sugerencias para el Encuentro Mundial.  Tal providencia deberá asegurar la plena participación de todos los niveles del Movimiento en las decisiones tomadas en el Encuentro Mundial

4.   Este Comité Ejecutivo está procurando respetar la Declaración de Mallorca, sobretodo en lo que se refiere a los temas para el VI Encuentro Mundial, consideraciones sobre el carisma del  MCC, como fue decidido, además, en la Primera Reunión Ordinaria de esta gestión, en Barranquilla, Colombia. Por la amplitud del tema, todas las propuestas deberán desarrollarse en el campo del diálogo.

5.  Finalmente, deseamos recordar un aspecto sumamente importante en cuanto a nuestras relaciones: este Comité Ejecutivo no sólo no interfiere, sino que respeta las idiosincrasias, peculiaridades, traducciones y aplicaciones de IFMCC, etc., de los Secretariados Nacionales porque solamente ellos conocen la cultura de sus países y, por lo tanto, solamente ellos conocen los términos y las palabras más apropiadas para facilitar la comprensión del carisma y de los objetivos del Movimiento que, en todos los casos, evidentemente, deben ser respetados.
 

Deseando que sea un año de intensas oraciones por el éxito del próximo Encuentro Mundial, me despido de todos, fraternalmente, como hermano y servidor

 

P. JOSÉ GILBERTO BERALDO
Asesor Eclesiástico

 

Rua Domingos de Morais, n. 1334, cj 007, Vila Mariana - 04010-200 Sao Paulo - SP - Brasil
Tel/Fax: 55 11 5571-709 - E-mail: mcc-brasil@uol.com.br - Internet: www.orgmcc.org