n. º 035                                                            Septiembre 2005

“No se amolden a las estructuras de este mundo, antes bien transfórmense mediante la renovación de vuestra mente, de forma que puedan distinguir cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo agradable, lo perfecto.” (Rom 12, 2)

 

Queridos hermanos y hermanas cursillistas de todo el mundo:
 ¡La gracia y la paz del Señor Jesucristo estén con todos ustedes!

 Después de haber tratado aquí ampliamente el primer tema de nuestro próximo VI Encuentro Mundial, creemos oportuno reflexionar ahora, sobre el segundo tema: “Fidelidad y Renovación en el MCC”.

 Antes, sin embargo, consideramos oportuno enfatizar dos puntos importantes, aunque no tienen relación apenas con esta carta, sino más bien con todas cuantas las anteceden. Por una parte, jamás hemos tenido la intención de imponer cualquier opinión, sino, más bien ofrecer elementos de reflexión, esa la razón porque, en algunos momentos, destacamos aspectos positivos y negativos. Por otra parte, ni el lema, ni los temas del VI Encuentro fueron determinados por este Comité Ejecutivo, sino que fueron definidos por los Grupos Internacionales presentes en la Primera Reunión Ordinaria del OMCC (Barranquilla, Colombia, Junio de 2003)

 Al comunicarse con los cursillistas de todo el mundo, por intermedio de estar Cartas Mensuales, este Comité Ejecutivo ha querido tan sólo entregar antecedentes para que los Secretariados Nacionales del MCC pudiesen estudiarlos y profundizarlos. Quisimos así, cumplir la tarea que nos asigna el Estatuto y que, en varios de sus artículos, expresa siempre el mismo espíritu, cual es el de “servir”. Por lo tanto, si en algún momento nos expresamos de forma que permitiera otra interpretación de nuestros objetivos, pedimos sinceras disculpas.

El tema en cuestión ya había sido objeto de discusión y decisiones en el Pre-Encuentro Latinoamericano del MCC, también en Barranquilla. Se trata de dos conceptos que van juntos. O mejor, que se complementan. Porque es, exactamente en la medida en que se continúa siendo fiel a si mismo y a su carisma, que el MCC siente la responsabilidad de renovarse por dentro, atendiendo, en la práctica, la voz del mismo Espíritu que lo inspiró.

La palabra fidelidad tiene la misma raíz que la palabra fe. Fe, es la plena y absoluta aceptación de la Santísima Trinidad: del Padre por su proyecto de amor para con la humanidad, de su Palabra redentora, por medio del Hijo y de su presencia inspiradora por medio del Espíritu Santo. Por lo tanto, como en cualquier Movimiento eclesial, en el MCC la fidelidad encuentra su referencial en la Palabra de Dios, en la comunión eclesial y, consecuentemente, en las orientaciones doctrinarias y pastorales de sus Maestros y Pastores instituidos por el propio Jesucristo. Es, en esa fuente, donde nacen, son discernidos y prosperan los Carismas en la Iglesia. Fundadores, iniciadores o protagonistas de instituciones eclesiales – tales como Órdenes y Congregaciones religiosas, asociaciones y movimientos – sólo encontrarán legitimidad para su presencia actual en el mundo y en la Iglesia, cuando vuelvan continuamente a sus fuentes. Volver a las fuentes significa volver a Jesucristo, a su Palabra en los Evangelios, a la Tradición y a las orientaciones de la Madre Iglesia. Volver a las fuentes significa buscar el carisma, las propuestas tanto escritas como orales de los fundadores o iniciadores, y todo esto, subordinado al discernimiento de los Pastores de la Iglesia. Se concluye, pues, que también el MCC, para ser absolutamente fiel, como, sin duda es el deseo de todos los participantes al VI Encuentro Mundial, deberá volver a las legítimas fuentes de su origen, atentos a la voz de Dios, a los “signos de los tiempos”, a las actuales orientaciones de los Pastores de la Iglesia. Tal actitud podrá exigir renuncias, adaptaciones y sintonía con el tiempo presente: tiempo de la Iglesia y tiempo del mundo. Al final, tiempo del Reino de Dios.

 La renovación es consecuencia necesaria de la fidelidad. La oración inicial de todos los actos del MCC – la invocación al Divino Espíritu Santo – nos recuerda esa necesidad, “Envía, Señor, tu Espíritu para darnos nueva vida y renovarás la faz de la Tierra”. A nuestro juicio, no se trata de una “renovación” futura o de una “creación” futura. Sin duda, esa creación y esa renovación deben producirse “hic et nunc”, aquí y ahora, en el tiempo presente. Vivimos una nueva cultura, estamos en un nuevo hito de la historia, atravesamos por un tiempo singular, todo eso coloca al hombre y a la mujer de hoy en circunstancias totalmente nuevas.

Es, sobre esa luz, por lo tanto, que, siendo fiel, el MCC deberá adecuarse en su renovación. No basta vivir de todo lo que fue bueno en el pasado. Se hace urgente, respetando y aprovechando todo aquello, buscar nuevos caminos y ofrecer propuestas adecuadas al tiemPo presente. Una vez más, es oportuno recordar la “Nueva Evangelización” tan deseada por el recordado Papa Juan Pablo II: “nueva en los métodos, nueva en las expresiones y nueva en el ardor”. Así, en la víspera de nuestro esperado VI Encuentro Mundial, nos preguntamos: ¿Se ha ocupado y preocupado el MCC de realizar las necesarias adaptaciones sugeridas por eso documento, como también aquellas de su propio carisma, sus objetivos y  metas?  ¿El MCC, ha escuchado los constantes llamados de nuestros Pastores para que toda la Iglesia sea siempre más misionera, fiel a su vocación esencial?

Concluyendo: le corresponde a los responsables y a los dirigentes del MCC en todo el mundo, reflexionar profundamente sobre el tema y decidir sus caminos para los próximos años bajo la luz de la FIDELIDAD Y RENOVACIÓN

Pidiendo a todos que intensifiquen sus oraciones por nuestro próximo VI Encuentro Mundial, nos despedimos como hermanos y servidores.

         
FRANCISCO ALBERTO COUTINHO                                        PE. JOSÉ GILBERTO BERALDO
           Presidente                                                                                           Asesor Eclesiástico


ANTONIO CARLOS SALOMÃO
Vice-presidente

 

 

EN CAMINO DEL VI ENCUENTRO MUNDIAL ...

  1. La mayoría de los Secretariados Nacionales ya nos ha enviado la Ficha de Inscripción de sus delegados. Los que solamente han enviado los nombres de sus delegados, deberán enviar las fichas antes del día 15 de este mes.

  2. Recordamos a todos los participantes ya inscritos, cuyas fichas ficha no informan el detalle de sus vuelos de llegada y partida que lo hagan impostergablemente hasta el día 30 de este mes para podernos organizar en lo que se refiere al hospedaje y al transporte.

  3. Complementando las informaciones acerca de como programar eventuales actividades turísticas en Brasil, antes o después del Encuentro, les informamos que los interesados podrán consultar nuestra página Web, (www.orgmcc.org) en donde encontrarán el link para Sajotur, Agencia Oficial de turismo del VI EM.

  4. Recomendamos a todos los delegados al VI EM que lean, más que eso, que estudien el Estatuto del OMCC, porque eso los ayudará a actuar con más facilidad y claridad en el momento de votar las decisiones.

OTRAS NOTICIAS …

El primer fin de semana de Septiembre, los días 3 y 4, se realizó la Ultreya Nacional de Canadá, en Toronto. Estamos seguros de que lo0s hermanos y hermanas de ese país que asistieron al evento, pudieran compartir experiencias de transformación de ambientes y construcción del Reino.

 

 

 

Rua Domingos de Morais, n. 1334, cj 007, Vila Mariana - 04010-200 Sao Paulo - SP - Brasil
Tel/Fax: 55 11 5571-709 - E-mail: mcc-brasil@uol.com.br - Internet: www.orgmcc.org