n. º 036                                                                                                   Octubre de 2005

Después de lavarles los pies, se puso el manto, se sentó de nuevo a la mesa y les dijo: « ¿Entendéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis el maestro y el señor; y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el señor y el maestro, os he lavado los pies, también vosotros os los debéis lavar unos a otros. Yo os he dado ejemplo, para que hagáis vosotros lo mismo que he hecho yo. Os aseguro que el criado no es más que su amo, ni el enviado más que quien lo envía. Si sabéis esto y lo ponéis en práctica, seréis dichosos. (Jn 13, 12-17)

 

Queridos hermanos y hermanas:

Esta es la última carta del Comité Ejecutivo del OMCC dirigida a los Grupos Internacionales, Secretariados Nacionales y Diocesanos y cursillistas de todo el mundo antes del VI Encuentro Mundial del MCC. Con ella completamos un ciclo importante de comunicación en el seno del MCC mundial. Estas cartas constituyeron el medio más adecuado que encontramos para una comunicación rápida y participativa, en conformidad con lo dispuesto en el Estatuto del OMCC, y que, al mismo tiempo, sustituyese al Boletín, editado en general cada dos años.

Nuestro objetivo, con estas cartas mensuales, fue el de inducir a la reflexión a todos nuestros Organismos. Naturalmente, al hablar de reflexión, nunca se pretendió exponer un contenido definitivo, ni se tuvo la intención de dictar normas. Aunque algunas veces polémicos, fueron colocados ciertos tópicos a propósito para que el MCC no se quedase solamente en una auto contemplación, sino que se dejara interpelar por el rumbo de la Iglesia, por otras mentalidades y por otras ópticas para ver el mundo, es decir por otras cosmovisiones.

A los que deberán participar de nuestro VI EM, les solicitamos con empeño que, desde ya, procuraran entrar en un clima de oración y unidad, dejándose guiar por la Palabra de Dios y por la acción del Espíritu Santo. Y que pidan la oración y los sacrificios no sólo de los participantes del MCC, sino que también de todos aquellos que simpatizan con nuestro Movimiento.

Les sugerimos que vengan preparados para aceptar aquello que nosotros, de Brasil, podemos ofrecerles dentro de las limitaciones de nuestra realidad. Y que vengan:

 

Y que vengan, sobretodo:

A todos, sin excepción, queremos recibirlos como hermanos y hermanas, como amigos y amigas, como compañeros y compañeras de peregrinación “rumbo a la patria definitiva” (Heb 13,14). No nos anima ninguna motivación de autoridad o de mando, sino un espíritu de servicio al MCC y a todos ustedes. Sin duda, deseamos estar ceñidos por la misma toalla utilizada por el Señor Jesús cuando lavó los pies de sus discípulos: “Por lo tanto, si yo, que soy el Maestro y el Señor, les lava los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros. Yo les doy el ejemplo, para que hagan lo que yo hice” (Jn 13,14-15).

Pediéndoles a todos que intensifiquen sus oraciones por nuestro próximo VI Encuentro Mundial, nos despedimos como hermanos y servidores
                
              FRANCISCO ALBERTO COUTINHO                                             P. JOSÉ GILBERTO BERALDO
                                 Presidente                                                                               Asesor Eclesiástico

 
ANTONIO CARLOS SALOMÃO

Vice-presidente

 

 

 

 

Rua Domingos de Morais, n. 1334, cj 007, Vila Mariana - 04010-200 Sao Paulo - SP - Brasil
Tel/Fax: 55 11 5571-709 - E-mail: mcc-brasil@uol.com.br - Internet: www.orgmcc.org