Juan Ruiz
Presidente
jruiz@adelfia.net
 

P. David Smith
Asesor Espiritual
frsmith@vidahumana.org

 

Gail Terrana
Vise Presidente
gater77@verizon.net


Maribel Gómez
Secretaria
jgomez01@earthlink.net

James Wells
Tesorero
Jameswells01@cox.net

 

 

1 de Junio de 2006                                                                                          01Jun06spa

Queridos amigos,                                                                                      

 

¡Que la paz y el amor de Nuestro Señor estén siempre con ustedes!

 

Con gran alegría les comparto que, por invitación del Secretariado Nacional de El Salvador, tuve la oportunidad de conocer este bello país bendecido por una belleza natural y una comunidad que transmite el amor y la amistad de Cristo Jesús.

 

En compañía de nuestro amigo Antonio Punyed, visité al Arzobispo de San Salvador, Mons. Fernando Sáenz Lacalle, quien nos atendió muy amablemente y agradeció la visita, el trabajo evangelizador del Movimiento de Cursillos en El Salvador y bendijo el Cursillo de Cursillos que estábamos por llevar a cabo del 4 al 7 de mayo en la Diócesis de San Miguel.

 

El cursillo de Cursillos en San Miguel fue todo un éxito evangélico porque teníamos un grupo totalmente heterogéneo, compuesto de jóvenes, adultos, mujeres, hombres y cinco sacerdotes, incluyendo el Asesor del Secretariado Nacional y Obispo de San Miguel, Mons. Miguel Ángel Moran.  También nos honró con su presencia el presidente del Secretariado Nacional de Guatemala, Federico Ayala, que fue acompañado por su querida esposa Edy,

 

Todos participamos, vivimos y convivimos en un ambiente totalmente fraternal y salimos llenos del Espíritu para seguir creciendo, ser fieles y vivir y convivir el Carisma de este bello Instrumento de Evangelización.

 

Durante mi estancia en El Salvador también tuve la oportunidad de convivir con la Escuela de Dirigentes, vivir una Ultreya con la comunidad de San Salvador, gravar un programa de radio en la estación Radio Luz y algunos programas en el canal 8 de televisión.

 

Fue “Un momento cerca de Cristo” desde el momento que llegue al aeropuerto de San Salvador hasta que partí el día 9 de mayo.  Aún mantengo latentes muchas sonrisas y abrazos que calurosamente recibí de todos mis amigos de El Salvador.

 

En otro orden de cosas, que va relacionado con nuestra visita al II Encuentro de Movimientos Eclesiales y Nuevas comunidades, del 30 al 3 de junio en el Vaticano, quisiéramos compartir con ustedes una síntesis de un artículo sobre el carisma, escrito por Luís Navarro, Abogado Canonista.

 

CARISMA

 

Para continuar el estudio de nuestro carisma veamos el Catecismo de la Iglesia Católica para la definición de carisma. Nos dice que carismas son gracias del Espíritu Santo los cuales benefician a la Iglesia directa o indirectamente, ordenados hacia su aumento, para el bien de los hombres y las necesidades del mundo. Además dice que los carismas deben ser aceptados con gratitud por la persona que lo recibe y por toda la Iglesia también. Son una gracia maravillosamente rica para la vitalidad apostólica y para la santidad de todo el Cuerpo de Cristo, con la condición de que sean regalos auténticos del Espíritu Santo y sean empleados en completa conformidad con indicaciones autenticas del mismo Espíritu, eso es, de acuerdo con la caridad, la medida verdadera de todo carisma. Catecismo de la Iglesia Católica 799, 800.

 

Luis Navarro, Abogado Canonista, en una conferencia sobre las dimensiones canónicas de nuevos movimientos eclesiales y carismas, dijo lo siguiente sobre el papel fundamental del carisma de los movimientos: “En el origen de movimientos eclesiales siempre ha habido un carisma dado a un fundador. El carisma, si es que es comprobado, contribuye a la riqueza de la Iglesia. Todo carisma es un regalo dado libremente por el Espíritu Santo para el bien de la Iglesia.” En cuanto al papel de la Ley Canónica con respeto a los movimientos y carismas, él dijo, “Los derechos y obligaciones provienen de los carismas, no de un agente externo. Esto quiere decir que la Ley Canónica es un instrumento al servicio de los carismas, porque permitirá que cada movimiento preserve su carisma, respetando sus demandas originales. Le ayudará al movimiento a que mantenga su identidad independientemente del tiempo transcurrido desde que se inició el movimiento dentro de la Iglesia. La renovación normal de miembros (algunos morirán, otros abandonarán el movimiento, etc.) no afectará al carisma ni al espíritu del movimiento. De esta manera, la Ley Canónica ayudará a mantener que la finalidad y el método estén de acuerdo.”

 

Además escribió, “En estas nuevas entidades eclesiales no es la voluntad de cada fiel lo que constituye el movimiento, sino que el impulso del Espíritu, unido con la afirmación de la voluntad del fiel, es lo que crea el movimiento. También en el establecimiento del movimiento, el fundador y su vida espiritual toman un papel especial, inspirada por Dios: “El pasar del carisma original al movimiento ocurre a través de la atracción misteriosa que el fundador contiene para todos los que se envuelven en su experiencia espiritual.” Papa Juan Pablo II, Discurso, 30 de mayo, 1998.

 

Esperamos compartir con ustedes nuestras experiencias del encuentro con los otros Movimientos Eclesiales del mundo, con Nuestro Santo Padre, Papa Benedicto XVI y de nuestras reuniones y conversaciones con Eduardo Bonnín y el Secretariado de Mallorca.

Gracias por sus oraciones. 

 

De Colores,

Juan Ruiz

Presidente del OMCC

 

 

 

 

 

All Souls Church D Attn: OMCC
29 S. Electric Ave
D Alhambra, CA 91801 D USA
Tel: (626) 281-0466
D Fax: (562) 943-2254
www.orgmcc.org