Juan Ruiz
Presidente
jruiz@adelfia.net
 

P. David Smith
Asesor Espiritual
frsmith@vidahumana.org

 

Gail Terrana
Vise Presidente
gater77@verizon.net


Maribel Gómez
Secretaria
jgomez01@earthlink.net

James Wells
Tesorero
Jameswells01@cox.net

 

 

Queridos amigos,                                                                                        01Aug06spa

 

¡Que la paz y el amor de Nuestro Señor estén siempre con ustedes!

 

Queremos empezar este comunicativo con una experiencia de Amistad que Juan Ruiz vivió en el Estado de Michoacán, México y que confirma que “El mensaje que Dios nos ama, es transmitido a través del mejor vehículo que es la amistad, a lo más importante de cada uno de nosotros, nuestra propia persona”. El Señor a través de los amigos de Uruapan Michoacán, le dio un testimonio vivo de lo que esto significa.  Puesto que desde la invitación que le hicieron para visitar su bello país, gente y cultura, hasta la llamada del amigo Luís García, al regresar a su hogar en Los Ángeles, para ver si había llegado bien, fue producto de una amistad.

 

Es fenomenal darnos cuenta que todo esto no es solo una teoría, sino que lo podemos ver realizado en cada día de nuestras vidas. 

 

“Desde que llegué al aeropuerto de Morelia, Michoacán, acompañado de Román Rodríguez (mi Rector cuando viví mi cursillo en 1977 y miembro de mi reunión de grupo desde ese momento) me encontré con dos sonrisas esperándonos a las 2:30 de la mañana.  ¿Quién sonríe a esa hora si no es por que está enamorado de Cristo y cree en su amistad que se hace realidad en el contacto y trato con nuestros hermanos?

 

De ahí nos fuimos al Hotel a descansar un poco y en la mañana siguiente nos fuimos a poner en las manos de Nuestra Señora de la Salud para empezar siete días de visitas a las diferentes diócesis y centros de Cursillos.

 

El primer centro que visitamos fue en Patzcuaro - con su bello lago, y empezó ese vivo testimonio de amistad.  Al siguiente día fuimos a Tacámbaro, al siguiente a Morelia con el Secretariado Nacional – quien nos deslumbró con sus acogedoras facilidades, su extensa selección de literatura del MCC y con su caluroso recibimiento.  Al siguiente día fuimos a la Diócesis de Zamora, después a la Diócesis de Apatzingan, a continuación al Centro de San Juan Nuevo y finalizamos con el Centro de Uruapan.

 

Todos nuestro nuevos amigos, Obispos, sacerdotes y seglares, nos brindaron un caluroso y estimulante recibimiento lleno de alegría y entusiasmo.  En todo lugar y en todo momento nos hicieron sentir “en casa”.  Y en realidad estábamos “en casa” porque como familia de Cristo, todos pertenecemos a la misma casa.  Aunque esta “casa” este en Patzcuaro, Tacámbaro, Morelia, Zamora, Apatzingan, San Juan Nuevo, Uruapan o Los Ángeles.

 

En Michoacán encontré el amor y la amistad de Cristo Jesús, a través de la sonrisa de los niños que venden en las carreteras, a través de la fe, la sencillez y humildad de la gente de todo el Estado de Michoacán, del coro de la comunidad indígena, de las danzas de los viejecitos que nos presentaron en el Centro de Uruapan, a través de las visitas que hicimos a sacerdotes en la sierra, a través de ver la fuerza y la providencia de la naturaleza en la situación del Volcán Paricutín y del Pueblo de  San Juan Viejo y Nuevo, a través de la entrega y convicción de los amigos que, a pesar de vivir en regiones con muchos problemas sociales y económicos,  siguen adelante creciendo en su fe, su amor y amistad con Cristo Jesús.  Y principalmente, tratando de evangelizar sus propios y duros ambientes, dando testimonio que la gente es buena, que la vida es bonita y que vale la pena vivir.

 

Toda esta visita fue para mi un sueño hecho realidad porque, desde el primer día que tomamos posesión de la Oficina del OMCC, pensé que lo que más se necesitaba era crear la unidad a través del contacto personal para hacer vivo ese Amor y Amistad de Cristo Jesús que Dios nos ofrece a través de la metodología de Cursillos”.

 

Pensamos que esto nos debe motivar a volver a las raíces del Carisma del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y, como nos recomienda la Santa Sede, “profundizar en nuestro Propio Carisma y conocer al Fundador para entender completamente su mentalidad”.  De esta manera, viviendo y aplicando nuestro propio Carisma y complementándonos con otros Movimientos Eclesiales y Nuevas Comunidades y unidos completamente a la Iglesia Universal, podremos efectivamente ayudar a evangelizar el mundo.

 

También del 20 al 23 de Julio, Juan Ruiz, el Padre David Smith y Gail Terrana participaron en el Encuentro Nacional de Estados Unidos en Philadelphia y fue una confirmación más de ese Amor y Amistad de Cristo Jesus.  Ahí se oró bastante por el Movimiento de Cursillos Mundialmente y tuvimos muchas manifestaciones de amor que aumentaron nuestro amor por Dios y por nuestro prójimo.

 

Amigos, que esta amistad siga creciendo y nos mantengamos unidos en la Eucaristía.

 

Información Mundial

 

  1. Del 16 al 23 de Agosto, Juan Ruiz participará en la Convivencias Nacionales de Argentina del 18 al 22 de Agosto en Mar de Plata.

  2. El 26 de Agosto Juan Ruiz y Maribel Gómez participaran en la Ultreya Regional de Oakland, California.

 

Pedimos sus oraciones por la unidad de todo el Movimiento de Cursillos Mundialmente y rogamos que, primero Dios, podamos llegar a ser esa “Escuela de Comunión”.

 

 

De colores,

Juan Ruiz

Presidente del OMCC                                          

 

 

Una nota de nuestro Consejero Espiritual…

 

Recientemente, lamentaba una feligresa de otra parroquia, a quien le doy dirección espiritual, por su desaliento sobre lo que ella considera una dominancia de relaciones superficiales en esa parroquia. Son conocidos quienes cooperan a veces en proyectos comunes pero nada más. Ella tiene hambre por intimidad, añora la amistad. Un sencillo compañerismo “da buen sabor, pero no sacia” (como decía un comercial popular americano hace unos años.)

 

¿Por que añoramos la amistad sin embargo lo mantenemos distante? Recordé un pasaje de Evidencias Olvidadas que leí hace unos años, “Estamos situados entre nuestros miedos y nuestras aspiraciones. Somos atraídos a nuestras aspiraciones y amenazados por nuestros miedos de los cuales buscamos huirnos.” Buscamos la intimidad sin embargo tenemos temor de sus implicaciones. La psicología lo nombra “acercar / evitar.” Nos da miedo la vulnerabilidad y compromiso de una relación.

 

Estoy convencido, desde hace mucho, que mi relación con Dios y con los demás son barómetros uno del otro. La falta de crecimiento de cualquier de los dos afecta el otro. Los rollos de “Gracia” en el fin de semana del Cursillo nos recuerdan seguido que gracia es la amistad que Dios nos ofrece. La persona que vive en amistad intima con Dios tiene el poder para hacer lo mismo con otros. Podemos decir que “Obstáculos a la Gracia” se tratan de barreras que impiden la amistad—con Dios y por consecuencia, con los demás.

 

El Catecismo (#27) nos dice que “el deseo de Dios esta inscrito en el corazón humano porque la persona ha sido creada por Dios y para Dios y Dios nunca cesa de atraer hacía sí. Solo en Dios podrá uno encontrar la verdad y la dicha que nunca cesa de buscar.” Pero también dice (#29) que la “unión íntima y vital con Dios puede ser olvidada, desconocida e incluso rechazada explícitamente por la persona... (es la) actitud del pecador que, por miedo, se oculta de Dios y huye ante su llamada. Por miedo de una relación, con Dios y con los demás, venimos llegando cortos de ser la persona singular que Dios nos llama ser. 

 

Como dije antes, nos mantenemos distantes de relaciones por miedo a la intimidad o compromiso. “Evidencias Olvidadas” declara, que “miedos nos pueden condicionar a sentirnos obligados a simular y presentar ‘papeles’ de tal manera que lo mejor de cada uno es diluido.” Me recuerda de un libro por P. John Powell, S.J. que leí hace varios años, ¿Por qué Tengo Miedo Decirte Quien Soy de Verdad? Al esconderme en mi “cueva interior” de mi ser, no puedo escuchar la voz de Dios ni la de los demás, invitándome a la amistad.” Si una relación va evolucionar de ser unos conocidos a ser compañeros y luego continuar a una amistad, el compromiso es una condición y a la vez una consecuencia. “Ninguno que llora “Señor, Señor (evitando intimidad y compromiso)... a ellos les diré ‘Yo nunca te conocí.’” (Mt 7:21-23). Esta misma dinámica aplica también a la amistad humana.

 

Volviendo a Evidencias Olvidadas, “la amistad es la forma genuinamente humana e evangélica de comunicación con los demás. Es la misma forma que tiene Dios de relacionarse con el hombre, y la mejor que puede tener el hombre de relacionarse tanto con Dios como con los demás.” En el Evangelio según San Juan (Jn 15:15) Jesús acierta “Yo les llamo amigos porque les he revelado todo lo que he escuchado de mi Padre.” Jesús quiso compartir lo mejor de él, el fruto de su intimidad con el Padre, con sus amigos, y llamarlos a una intimidad mas profunda, con él y entre ellos mismos.

 

Demos gracias a Dios por el Cursillo que nos invita a ir mas allá de nuestros miedos y por medio de la Reunión de Grupo y Ultreya, proveer la tierra fértil en la cual nuestra relación con Dios y los demás pueda florecer en una verdadera amistad. 

 

 

De Colores,

 

Padre David Smith

Asesor Espiritual - OMCC

 

 

 

 

All Souls Church D Attn: OMCC
29 S. Electric Ave
D Alhambra, CA 91801 D USA
Tel: (626) 281-0466
D Fax: (562) 943-2254
www.orgmcc.org