Boletín Mensual

Juan Ruiz
Presidente
jruiz@adelfia.net
 

P. David Smith
Asesor Espiritual
frsmith@vidahumana.org

 

Gail Terrana
Vise Presidente
gater77@verizon.net


Maribel Gómez
Secretaria
jgomez01@earthlink.net

James Wells
Tesorero
Jameswells01@cox.net

 

 

Queridos amigos,                                                                       01dic7spa

¡Que la paz y el amor de Nuestro Señor estén siempre con ustedes!

En esta fecha de adviento, en que nos preparamos para la fecha de la gran fiesta de cumpleaños de Nuestro Señor Jesucristo, les invitamos para que en esta gran fiesta, donde tantos regalos pasan de una mano a otra, no olvidemos al festejado y también le hagamos un regalo muy especial. 

Que sea un regalo que pueda ser compartido con todos los que nos rodean en nuestro metro cuadrado móvil y se mantenga vigente durante todo el año hasta llegar nuevamente otra fecha de su cumpleaños.  De esta manera, la Navidad no será una fecha histórica a recordar sino un “Presente” que hay que vivir todos los días en nuestro metro cuadro móvil. 

El Comité Ejecutivo del OMCC ha tratado de vivir ese “Presente” en nuestro metro cuadrado móvil a través de los siguientes eventos en los que hemos participado durante el año 2007:

• 12 Boletines mensuales en español y en inglés.  Y con la ayuda de Italia y la parte francesa de Canadá, también en francés e italiano.
• Comunicación continua por teléfono con amigos cursillistas de todas partes del mundo
• Comunicación continua con el Pontificio Consejo para los Laicos
• 3 a 4 horas diarias de leer  y contestar emails en el Internet


• Enero 23, Reunión con la Escuela de Dirigentes de la Diócesis de Guadalajara Jalisco, México
• Febrero 22,  Cursillo de Cursillo en Uruapan, Michoacán, México
• Marzo 9, Encuentro de Dirigentes en Guadalajara, Jalisco México
• Marzo 11, Reunión con el Cardenal Juan Sandoval Iñiguez en  Guadalajara Jalisco, México
• Abril 27, 28, Reunión con Víctor Lugo del Secretariado Nacional USA en Los Ángeles
• Mayo 4,  Celebración del 90 Cumpleaños de Eduardo Bonnin en Mallorca España
• Mayo 7, Visita a Don Sebastián Gaya en su casa de convalecencia en Soller, Mallorca
• Junio 8  Reunión de la Comisión de Ideas Fundamentales en Gibraltar
• Junio 21-24, Conferencia Nacional de Canadá, Barrie, Ontario, Canadá
• Junio 29, Encuentro Nacional,  en Dallas, Texas, USA
• Agosto 3, Reunión con la Escuela de Dirigentes de habla inglesa en Los Ángeles USA
• Agosto 10, Reunión del Comité Ejecutivo del OMCC en Miami, USA
• Agosto 28, Asamblea General y Ultreya Nacional en Callao, Perú
• Septiembre 14, Reunión con el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, Guadalajara, Jalisco, México
• Septiembre 21, Cursillo de Cursillo en Xalapa, Veracruz, México
• Octubre 6, Peregrinación a España para recaudar fondos para el OMCC
• Octubre 10, Reunión del Subcomité de Ideas Fundamentales in Houston USA
• Octubre 26, Cursillo de Cursillo en inglés en Los Ángeles USA
• Noviembre 1, Cursillo de Cursillos en inglés en Mallorca España
• Noviembre 19, Reunión con la Escuela de Dirigentes de inglés en Los Ángeles USA
• Noviembre 27, Y que mejor manera de terminar el año que con un Encuentro de Dirigentes y una gran Ultreya Nacional en El Salvador donde la “Gran Fiesta de Cristo” (la Ultreya) borro fronteras y asistieron una multitud de amigos de Honduras, Guatemala y obviamente de El Salvador.  Fue una gran fiesta donde más de 1500 amigos se reunieron para celebrar la amistad, el amor y la alegría de haber descubierto, en un Cursillo de Cristiandad, la belleza de ser cristiano.

Por todas estas oportunidades de servir a Nuestro Señor, a través del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, les queremos dar a todos las gracias por su confianza, sus invitaciones y por la oportunidad de ser amigos.  Al mismo tiempo, queremos pedir perdón a todos aquellos a quienes, por una razón u otra, no pudimos contestarles u honrar sus invitaciones.

En esta Navidad les queremos hacer el mismo regalo a Nuestro Señor Jesucristo y pedirle que nos ilumine para poder discernir su voluntad, para tener el valor de realizarla y la humildad y caridad necesarias para seguir buscando la amistad y la unidad del Movimiento de Cursillos mundialmente.

Como último punto de este boletín, les quisiéramos recordar que según la “Trayectoria y Proceso” del estudio del Estatuto, aprobado en la Segunda Reunión Ordinaria del OMCC en Dallas, en diciembre 2007 los Grupos Internacionales necesitan enviar los resúmenes de los cambios y modificaciones del Estatuto al Comité Ejecutivo para empezar la consolidación y regresarlos a todos los grupos para su revisión.

Finalmente, ¡les queremos desear una Feliz Navidad y un Prospero Año Nuevo en compañía de todos sus seres queridos!

De Colores,

Juan Ruiz
Presidente - OMCC

 


Una nota de nuestro Consejero Espiritual…

Uno de mis primeros recuerdos de la liturgia fue, que como acólito, yo pasaba el Misal al lado izquierdo del altar para la proclamación del “último evangelio”, el cual en esos días de la Misa en Latín, tenía lugar al final de la celebración. Durante esta proclamación, todos hacían una genuflexión en las palabras “Et homo factum est”, traducido como [“el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”].

Este rito no se ha desaparecido completamente. Sobrevive en la Profesión de Fe (el Credo) cuando en las palabras [“Por obra del Espíritu Santo, se encarnó de Maria, la virgen, y se hizo hombre”] se nos recomienda hacer una inclinación reverente. Ya sea con una genuflexión o con una reverencia, reconocemos la grandeza de la Encarnación, sin la cual no hubiese salvación.

La Iglesia nos enseña que la Encarnación es el fundamento a través la cual entendemos la dignidad de la persona humana. La Constitución de la Iglesia en el Mundo Moderno del Vaticano II (este documento se conoce en Latín como “Gaudium et Spes”) dice que “Cristo...pone de manifiesto plenamente al hombre ante sí mismo y le descubre la sublimidad de su vocación.” Esta dicho en el Catecismo (#521) que “lo que perdimos en Adán, es decir, el ser imagen y semejanza de Dios, lo recuperamos en Cristo Jesús”. El Papa Juan Pablo II en su cara apostólica “La dignidad y Vocación de la Mujer” refuerza esto en #6: “La verdad revelada sobre la persona humana como ‘imagen y semejanza de Dios’ constituye el fundamento incambiable de toda antropología Cristiana”. Yo lo diría de esta manera, “La clave para nuestra comprensión de la persona humana es la humanidad de Jesús”. El Papa Juan Pablo II, en “Redemptor Hominis” (10-1) hace un breve resumen, “Cristo revela plenamente el hombre al mismo hombre”. En celebrar la Navidad, también celebramos nuestro ser de persona y nuestra dignidad.

Mirando hacia atrás en mis 25 años de sacerdocio, noto que mi servicio sacerdotal se ha expresado en cuatro áreas de ministerio primordiales—Cursillo, justicia social, próvida, y sanación (física y espiritual). Reflexionando, me pregunto, “Que es lo que tienen en común?” Todos van dirigidos a la promoción integra de la persona humana.

El Catecismo (#461) declara que “la Iglesia llama ‘Encarnación’ al hecho de que el Hijo de Dios haya asumido una naturaleza humana para llevar a cabo por ella nuestra salvación. Algunos 1600 años antes, S. Gregorio Nacianceno lo dijo en pocas palabras: “Lo que no ha sido asumido, no ha sido redimido.” La Salvación depende de la Encarnación—si Jesús no hubiera asumido nuestra naturaleza de verdad, todavía estuviéramos atrapados en el abismo de nuestros pecados y todo esfuerzo por santidad sería inútil.

Si Jesús, el hijo de Dios encarnado revela nuestra identidad verdadera como humanos a nosotros mismos, entonces, ¿que es esa verdad? La verdad de nuestro ser de persona es nuestra capacidad para relaciones, la habilidad para “darnos” nosotros mismos a los demás. “Gaudium et Spes” (#24), mantiene que la persona “no puede encontrarse plenamente a sí mismo sino por el sincero don de sí mismo”. A esto, el Papa Juan Pablo II también comenta, in su mensaje para el Día Mundial de la Paz en 1980: “Las personas no existen por ellas mismas, mas bien, realizan su ser plenamente in relación con los demás.” El Consejo Pontificio para la Familia acordó en “La Verdad y el Sentido de la Sexualidad Humana” (#3): El amor, que se alimenta y se expresa en el encuentro del hombre y de la mujer, es don de Dios; es por esto fuerza positiva, orientada a su madurez en cuanto personas; es a la vez una preciosa reserva para el don de sí que todos, hombres y mujeres, están llamados a cumplir para su propia realización y felicidad, según un proyecto de vida que representa la vocación de cada uno.” Jesús mismo proclama “quien pierde su vida la salvará.”

¿Cómo es posible este don de sí mismo? Es necesario meditar en el mismo nombre de Jesús en Hebreo—“Yehoshua” (“Yahvé salva”). En los lenguajes de las Escrituras, Hebreo y Griego, las palabras “salvar” y “sanar” son intercambiables. Sanación es integró a nuestro entendimiento de la salvación, ambos in las dimensiones físicas y espiritual. El Catecismo (#1701) explica que “En Cristo ‘imagen del Dios invisible’ el hombre ha sido creado “a imagen y semejanza” del Creador. En Cristo, redentor y salvador, la imagen divina alterada en el hombre por el primer pecado ha sido restaurada n su belleza original y ennoblecida con la gracia de Dios”.

Mencione antes el ministerio de sanación y en 10 años de ser capellán del hospital y en el ministerio de grupos de renovación, he tenido la oportunidad para orar por la sanación, ambos físico y espiritual. Siguiendo el ejemplo de la sanación del paralítico del evangelio, debemos notar (como lo hace la Iglesia en su práctica sacramental) que la sanación espiritual precede la sanación física. Así como el pecado consiste en desfigurar la imagen de Dios, la sanación espiritual del perdón restaura nuestra capacidad de ser imagen de Dios.

Así como Jesús es el “Dios-quien-es Amor” encarnado, la Encarnación es la sanación y restauración de nuestra capacidad para amar plenamente. Cursillo entiende que la persona humana como “ser-para-el-amor”. Recordamos que encontramos nuestra dignidad en ser creados en la imagen y semejanza de Dios quien es Amor. Entonces “lo que no es asumido (encarnado) no está redimido (sanado, salvado), el misterio de la Navidad celebra nuestra “sanación en el amor”. Llegamos a ser quienes somos llamados, amando—en amor llegamos a nuestra identidad más plena; a nuestra verdad como personas.

S. Irineo escribió que “la gloria de Dios es la persona plenamente viva,” es decir, lleno de la conciencia de ser amado y, por eso, capaz de amar. En Navidad, repetimos el refrán de los ángeles que dice, “Gloria a Dios en el cielo (“Gloria al amor...”) y paz a los hombres que ama el Señor.” Esta paz (“shalom”) es la restauración de la plenitud de la bendición de Dios; es la restauración del Paraíso. En esta época de Navidad, que sea mas profunda nuestra alabanza a nuestro Dios, quien es el Amor Encarnado, y de manera que nosotros, amando, seamos transformados mas y más en imagen y semejanza, que descubramos nuestra mas profunda verdad como personas; “seres de amor”.

Que vivan la Navidad “De Colores!”

P. David Smith
Asesor Espiritual – OMCC

 

 

 

 

All Souls Church D Attn: OMCC
29 S. Electric Ave
D Alhambra, CA 91801 D USA
Tel: (626) 281-0466
D Fax: (562) 943-2254
www.orgmcc.org